MIRARQ

domingo, mayo 21, 2006

ENSAYOS EN PIEDRA NOVELDA

MÉTODO DE ENSAYO PARA PIEDRA NATURAL.
DETERMINACIÓN DEL COEFICIENTE DE ABSORCIÓN DE AGUA POR CAPILARIDAD. UNE-EN 1925


MATERIAL UTILIZADO

- Un tanque con una base plana que contenga pequeños apoyos no absorbentes.
- Una balanza, con precisión de 0,01 g.
- Un dispositivo de medida de longitud, con una precisión de 0,05 mm.
- Un contador de tiempo.
- 18 muestras de piedra de Novelda de 5x5x2 cm, de las cuales:
o 6 con acabado de pulido
o 6 con acabado de cincelado
o 6 con acabado de abujardado


SÍMBOLOS

md masa de la probeta seca, en gramos;
mi masas sucesivas de la probeta durante en ensayo;
mf es la masa final de la probeta al final del ensayo, en gramos.

A área de la cara sumergida

PREPARACIÓN DE LAS MUESTRAS

Tras la obtención de las 18 muestras de piedra necesarias para el ensayo, procedemos en taller a darles el acabado pertinente a cada grupo de 6. Para esto utilizamos un cincel, un martillo cincelador y una bujarda. Cuando las probetas están listas pasamos a rotularlas con el fin de evitar confusiones.

La norma exige el secado de las muestras hasta masa constante en un horno
ventilado y ser conservadas en un desecador hasta que alcancen la temperatura ambiente del local donde se realice el ensayo, pero nosotras partimos de que las muestras ya están a temperatura ambiente y obviamos esta parte.

PROCEDIMIENTO

Pesamos las probetas una a una (md) con una precisión de 0,01 g y calculamos el área de la base a sumergir expresándolo en m2. Colocamos las probetas en el tanque sobre los apoyos y añadimos agua hasta una profundidad de 3±1 mm. Ponemos en marcha el contador de tiempos. Debemos mantener constante el nivel de agua añadiendo más en caso de evaporación.Cada cierto tiempo, inicialmente a intervalos muy cortos, secamos las probetas y las pesamos. Para evitar un desfase de tiempo desmedido entre pesada y pesada, repartimos las muestras entre dos persona del equipo. Cada una pesa las suyas evitando que unas muestras estén más tiempo sumergidas que otras. De esta manera sacamos todas a la vez colocándolas sobre un paño humedecido, y procedemos inmediatamente después a la pesada. Los intervalos de tiempo elegidos han sido de: 1, 3, 5, 10, 15, 30, 60, 480 y 1440 minutos según aconsejaba la norma. (Los tiempos son aproximados a causa de la incapacidad de llevar con rigurosidad las pesadas por problemas de disponibilidad de horarios del laboratorio).

CONCLUSIONES
En las gráficas realizadas a partir de los datos obtenidos se muestra la relación entre la absorción de agua en g / m2 y la raíz cuadrada del tiempo transcurrido en s, para las seis muestras de acabado liso o normal, cincelado y abujardado.

Las curvas reflejan claramente la primera conclusión obtenida tras los ensayos:

LA ABSORCIÓN ES MAYOR EN LOS PRIMEROS 60 minutos

Destacamos un cambio importante de la absorción de agua con respecto al tiempo en el minuto 60, es decir, que más de la mitad del agua absorbida se realiza durante la primera hora para los tres acabados distintos.

Podemos destacar de la comparación de las tres gráficas con sus respectivos acabados que al ABUJARDADO posee una absorción mayor a largo plazo, teniendo una valor medio de 3461g / m2.frente a un 3236´4 g / m2 en el acabado normal y en 3172 g / m2el acabado cincelado
A corto plazo, es decir, durante los primeros 60 minutos, el acabado que mejor funciona y absorbe menos agua es el CINCELADO, aunque ligeramente, absorbiendo
Una cantidad de masa de agua media de 1925 g / m2.
Mientras que en los dos primeros acabados ( normal y cincelado), la absorción de agua tiene dos fases muy diferenciadas a ambos lados de los 60 minutos, el abujardado sigue una absorción de agua progresiva.


La pendiente de la curva va disminuyendo , aunque no llega nunca a ser 0, por lo que deducimos que el material sigue absorbiendo en la última pesada realizada. El ensayo acabaría cuando la línea de regresión fuese totalmente horizontal, es decir, de pendiente nula.
Por último, comentar que no existen variaciones significativas entre las distintas probetas.

MÉTODO DE ENSAYO PARA PIEDRA NATURAL.
DETERMINACIÓN DE LA ABSORCIÓN DE AGUA A PRESIÓN ATMOSFÉRICA. UNE-EN 13755

MATERIAL UTILIZADO
- Un tanque con una base plana que contenga pequeños apoyos no absorbentes.
- Una balanza, con precisión de 0,01 g.
- 18 muestras de piedra de Novelda de 5x5x2 cm, de las cuales:
o 6 con acabado de pulido
o 6 con acabado de cincelado
o 6 con acabado de abujardado

SÍMBOLOS


md masa de la probeta seca, en gramos;
mi masas sucesivas de la probeta durante en ensayo;
ms masa de la probeta saturada (hasta que alcanza la masa constante después de la inmersión en agua), en gramos;
Ab absorción de agua a presión atmosférica, expresado en porcentaje.

PREPARACIÓN DE LAS MUESTRAS

Tras la obtención de las 18 muestras de piedra necesarias para el ensayo, procedemos en taller a darles el acabado pertinente a cada grupo de 6. Para esto utilizamos un cincel, un martillo cincelador y una bujarda. Cuando las probetas están listas pasamos a rotularlas con el fin de evitar confusiones.

La norma exige el secado de las muestras hasta masa constante en un horno ventilado y ser conservadas en un desecador hasta que alcancen la temperatura ambiente del local donde se realice el ensayo, pero nosotras partimos de que las muestras ya están a temperatura ambiente y obviamos esta parte.

PROCEDIMIENTO

Pesamos las probetas una a una (md) con una precisión de 0,01 g. Colocamos las probetas en el tanque sobre los apoyos. Cada probeta debe estar como mínimo a 15 mm de las probetas adyacentes. Añadimos agua a temperatura 20±10 °C hasta la mitad de la altura de las probetas (tiempo t0). En el tiempo t0+ (60±5) min añadimos agua hasta alcanzar las tres cuartas partes de la altura de las probetas.
En el tiempo t0 + (120±5) min añadimos agua hasta que las probetas quedan totalmente sumergidas bajo una lámina de agua de (25±5) mm de espesor.
En el tiempo t0 + (48±2) h sacamos las probetas, las quitamos el agua sobrante con un paño húmedo y las pesamos con una precisión de 0,01 g. (mi) . Sumergimos las probetas en agua otra vez y cada (24±2) h se vuelven a sacar, limpiar y pesar de la misma manera anteriormente descrita.

El ensayo finaliza cuando se ha conseguido alcanzar la masa constante. Esto se consigue cuando la diferencia entre dos pesadas sucesivas no es superior al 0,1% de la masa inicial de la probeta.
El resultado final de la última pesada es la masa de la probeta saturada (ms ).

CONCLUSIONES

Establecemos, en primer lugar, a partir de los resultados obtenidos, la casi inexistente diferencia de valores de absorción en acabados lisos y cincelados.
En cambio, estos dos acabados con respecto al tercero, abujardado , presentan una diferencia más significativa. Es mayor el coeficiente en los dos sistemas de acabados primeros, de lo cual deducimos que el abujardado frente a los otros dos acabados favorece la durabilidad del material colocado en un ambiente húmedo.

Deducimos de esta observación que el acabado abujardado influye positivamente ante la entrada de agua por presión atmosférica y atribuimos este fenómeno al hecho de que el acabado, que se resuelve golpeando con una superficie irregular, actuando cerrando superficialmente la red capilar de los materiales porosos.

Dependiendo del grado de intensidad en el acabado suponemos irá aminorándose el grado de absorción e irá mejorando el comportamiento del material.

Obtenemos de este ensayo también el valor del coeficiente de absorción de la, piedra de Novelda, teniendo en cuenta el acabado liso como valor relevante y general de 6.10%.
Comparándola con otro tipo de caliza como es la caliza rosa de Sepúlveda, cuyo coeficiente de absorción de agua es de 4.5%, vemos que es un valor bastante más bajo, de lo que hemos deducido que la piedra de Novelda resulta un material que funcionaría peor en un clima húmedo que es la caliza rosa de Sepúlveda.