MIRARQ

martes, febrero 28, 2006

Caliza Rosa de Sepúlveda y otros Palacios Reales

Si queréis saber algo más sobre la piedra que este año vamos a estudiar, echadle un vistazo a un artículo publicado en el Adelantado de Segovia: caliza rosa de Sepúlveda. Pero hay muchas variedades de piedra caliza: piedra de Hontoria, piedra de Silos, piedra de Bernuy... la caliza ha sido siempre un material de construcción de referencia para todo tipo de usos, desde el ornamental hasta la pavimentación interior y exterior de suelos y escaleras. Arquitectónicamente, se utiliza para fachadas exteriores y revestimientos interiores de gran decoración. La decoración y trabajos de cantería son una parte muy importante en esta industria. Su uso en los estilos arquitectónicos de vanguardia es muy habitual gracias a los sistemas de aplacado mediante anclaje mecánico en muros cortinas lo que permite paños arquitectónicos diáfanos.
Además, siguiendo con los Palacios Reales, el de la Granja de San Ildefonso está construido en parte con esta piedra y con granito gris de Guadarrama. Coincide también con el Palacio Real de Madrid en los arquitectos, F. Juvara y J.B. Sachetti.

domingo, febrero 19, 2006

El Palacio Real de Madrid






PALACIO REAL de Madrid
¿Dónde está el Palacio Real?
El Palacio Real o Palacio de Oriente se halla situado en el extremo occidental de la Villa de Madrid. Se encuentra ubicado en una zona privilegiada de la ciudad, dominando, desde una imponente cortadura de terreno, el Valle del Manzanares por un lado y la imponente Plaza de Oriente por el otro.


Sobre el Palacio Real
Este edificio barroco del siglo XVIII es la residencia oficial del Rey de España Juan Carlos I. Pese a que ni el Rey ni la Familia Real habitan en el Palacio, éste sigue siendo utilizado para celebrar las ceremonias de Estado.El Palacio real ocupa el mismo lugar que una fortaleza árabe del s.IX. En el siglo XIV se reedificó la fortaleza: Juan II la acondicionó para eventual residencia regia. Pero en el siglo XVI, primero Carlos V y luego Felipe II le dieron un impulso definitivo. El primitivo alcázar se amplió y remodeló para ser punto de residencia estable de la monarquía, pero en la noche de la navidad de 1734 fue destruido por un incendio. (Muchos autores siguen pensando que fue provocado, ya que su sobriedad no era del gusto del primer Borbón español, Felipe IV).Desaparecido el alcázar de los Austrias, aparecería el Palacio de los Borbones: desaparecido el alcázar-castillo de concepción hispánica, llegaría el palacio de inspiración franco italiana.

Sus arquitectos
Las obras del Palacio Real comenzaron en 1737, empezando por la fachada del mediodía. Se encargó al arquitecto italiano Felipe Juvara un primer proyecto que resultó desmesurado. Este primer proyecto no se pudo llevar a cabo, tanto por razones económica como porque el rey quería que se construyese sobre los cimientos del antiguo alcázar y el proyecto lo cuadruplicaba. Tras la muerte de Juvara, su discípulo J.B. Sachetti realizó el proyecto definitivo, comenzando el 7 de abril de 1738.
Sachetti simplificó el proyecto, lo hizo más elevado, con una forma más cuadrada, patio interior y elementos ampliadores en las esquinas. Pero él no fue el único que participó en la construcción. El extenso periodo de tiempo que duraron las obras hizo que otros arquitectos, casi todos italianos, participaran en ellas.

Felipe V, nunca llego a ver el palacio concluido, ni tampoco su sucesor Fernando VI, que intervino activamente en las obras.
Las obras del exterior, de gran parte del interior y de parte de la ornamentación se concluyeron durante el reinado de Fernando VI. Sin embargo, fue Carlos III el que se ocupó de terminar el edificio y, además, le añadió un ala que habilitó como su residencia
.


Los materiales empleados
Para darle eternidad al edificio, se suprimieron las estructuras de madera. Todo, salvo puertas y ventanas, sería material incombustible: el Palacio está construido con piedra blanca de la localidad madrileña de Colmenar y con piedra berroqueña gris de la sierra de Guadarrama. Además, se utilizaron ricos materiales para su decoración y ornato: mármoles españoles, estucos dorados, madera de caoba en puertas y ventanas y notables pinturas de todo tipo, destacando sus importantes frescos.

El edificio
Su arquitectura, de imitación francesa posee proporciones italianas. Es de una gran majestuosidad y belleza, resaltada por los bellos jardines que lo rodean: los Jardines de Sabatini al norte y el Campo del Moro al sur.
Destaca su fachada, inspirada en los dibujos que Bernini realizó para el Palacio del Louvre de París. Los balcones de las principales dependencias se separan con columnas jónicas y pilastras dóricas.
Encima de la planta principal se encuentra otra sin salida al exterior, y sobre ésta otra planta con ventanas. Una balaustrada de piedra blanca remata la cornisa. Allí debían colocarse las estatuas de los reyes de España que en la actualidad se encuentran en el Parque del Retiro.

Partes del Palacio

Escalinata
Conduce a la planta principal y fue diseñada por Sabatini.

El Salón de los Alabarderos
Posee un extraordinario fresco de Tiépolo

Salón de las Columnas
Aquí se firmó el tratado de adhesión de España a la Unión Europea. Está decorado con tapices de la Real Fábrica.

Sala del Trono
La bóveda ofrece un fresco de Tiépolo que representa la alegoría de la Monarquía española. Este salón se conserva exactamente igual que en la época del rey Carlos III.

Salitas Gasparini
Son tres salas decoradas por el artista italiano que les da nombre: antesala, salón de Carlos III y vestidor. De gran lujo y belleza, destacan los suelos de mármol taraceado, las paredes tapizadas en seda y plata y el mobiliario rococó.

Sala de porcelanas
Esculturas de Bernini y paredes recubiertas de azulejos de la madrileña Fábrica del Buen Retiro.

Gran comedor de gala
Se conserva la ampliación que realizó el rey Alfonso XII. Las pinturas que lo decoran son de Mengs y de sus discípulos González Velázquez y Francisco Bayeu.

La capilla
Fue construida entre 1749 y 1757 por Sachetti y Ventura Rodríguez.

La biblioteca
Encierra más de 300.000 volúmenes, entre los que destacan bastantes incunables. También posee interesantes mapas, grabados, dibujos y manuscritos.

La Real Armería
Está situada a la izquierda del patio de Armas. Su origen está en la colección privada del rey Carlos V que Felipe II trasladó a Madrid en el año 1561. Reúne interesantes piezas únicas, destacando las de la época del Renacimiento.

Otras salas de interés son: La sala de música, la sala de la Plata y la Sala de los instrumentos musicales con dos violines una viola y dos violonchelos de Stradivarius.